“CUANDO LAS DROGAS TAPAN ALGO…”

Cuando las drogas tapan algo, es el momento de buscar QUÉ intentan tapar.

Frecuentemente, nos damos de bruces con heridas que no sabemos muy bien de dónde vienen, ni cómo curarlas. Y en el peor de los casos, no sabíamos ni que estaban ahí. Así que, de manera inconsciente, las ignoramos, las negamos…pensando que, si no les hacemos caso, tarde o temprano van a desaparecer solitas.

En numerosas ocasiones, los profesionales de la salud mental nos encontramos personas adictas al alcohol, cocaína, porros y otras drogas, que además, padecen tristeza o angustia silenciosa.

La adicción te ayuda a NO escuchar lo que tu malestar tiene que decirte. La droga, calma tu angustia durante un tiempo, e incluso te hará sentir bien, pero estará tapando lo que tiene que decirte el malestar.

¿Cómo empezó todo esto? En primer lugar, puede que la persona vea el hecho de consumir drogas como algo normal. Además, en su círculo social, amigos o familia hay otras personas que también consumen.

Antes o después, aparecen problemas emocionales, económicos, legales, laborales o familiares. Lo que puede llevar a la persona a caer en un VACÍO EMOCIONAL y en una confusión, que intenta negarse a sí mismo, y que puede llegar a sufrirla de forma inconsciente, sin saber qué le pasa.

El MIEDO para afrontar los cambios en la propia vida, lleva a la persona a intentar evadirse de la realidad, y no se atreve a cambiar lo que le genera insatisfacción. Por este motivo, aumenta el riesgo de crear una dependencia a sustancias (drogas, fármacos, alcohol, alimentos); conductas (adicción a juegos de azar y videojuegos, compras compulsivas, adicción al sexo, al deporte, a Internet o al trabajo, etc.) o personas (dependencia emocional)

¿Cómo resolver el problema de adicción?

En primer lugar, debemos aceptar y ser conscientes que tenemos esa adicción. Muchos pacientes creen que no dependen de la sustancia que utilizan. Puede que crean que la usan de forma moderada, que no abusan de ella o que no les afecta demasiado, como a otras personas que conocen a las que les afecta más.  Además creen que podrían dejarlo en cualquier momento. Todas estas ideas son erróneas y les puede llevar a seguir consumiendo.

El segundo paso, después de la aceptación, es detectar a través de la terapia, los motivos de la insatisfacción y del malestar que sienten.

Con todo ello, será mucho más probable superar los problemas y llevar una vida de equilibrio lejos de la esclavitud de las adicciones.

 

Saludos,

Eva Burgos. Psicóloga

 

  • Imagen David Chocarro film ficción serie “El recluso” www.laprensa.hn.com
  • Imagen www.elportaldelhombre.com
  • Imagen www.diariocorreo.pe