EL MISTERIO DE BLANCA SUÁREZ (By Eva Burgos)

Últimamente se ha puesto de moda hablar sobre si hombres o mujeres somos o no FEMINISTAS.

A propósito de su aparición en la serie “Las chicas del cable” de Netflix, la actriz Blanca Suárez se muestra ambigua en su opinión diciendo que “El feminismo es una moda”. En sus propias palabras afirma contundente:

“Estoy absolutamente de acuerdo en que es una moda, creo que ahora mismo hasta hacemos camisetas. Creo que esto es algo que está muy bien que cobre fuerza porque nunca está de más en temas que no terminan de resolverse del todo, aunque se ha avanzado mucho, prefiero ver esa parte pero creo que esto viene de hace años, por muy de moda que esté ahora, pues lleva muchos años” *

Por otro lado, en otras fuentes* afirma:

“Yo quiero igualdad, quiero ser exactamente igual a un hombre. Yo he conseguido mi “parcelita” de derechos y los demás la respetan”.

Ante estas afirmaciones, a mí se me ocurre que el feminismo es una moda necesaria y te planteo algunas preguntas:

¿Nunca has sentido en tu profesión que por ser mujer te han tratado de diferente manera? ¿Alguna vez te han obligado a maquillarte o vestirte de una determinada forma que tú no querías? ¿Sabes que existe un techo de cristal que impide que muchas mujeres accedan a puestos directivos reservados para hombres? ¿Sabes que hay niñas que no pueden acceder a la educación sólo por su género?

 

En el caso de la moda, el cine o TV, si te limitas a que te valoren y hablen de ti por tu físico, tu ropa o tu peinado, ¿sabes que llegarás a una edad en la que nadie hable de ti y estés fuera de “flashes”?

¿Sabes que por ser mujer muchas artistas no tienen financiación de productoras para crear o dirigir una película o su propia música? (como le pasó a Bjork)

Cuando ocurre esto, es entonces cuando la palabra feminismo cobra más sentido.

 

Muchas veces, las personas nos centramos en nuestra realidad y no tenemos en cuenta que existen muchas otras situaciones que NO son la nuestra. Vidas de otros humanos y humanas que no pueden disfrutar de esa igualdad.

Quiero creer que esas palabras de Blanca Suárez tienen buena intención, pero no se ha parado a pensar en la importancia de las mismas, como referente y ejemplo a seguir de miles de jóvenes que es.

Y le doy las gracias por haber creado un punto de inflexión para comenzar a reflexionar con más fuerza sobre el concepto del feminismo. Bienvenido sea!

En definitiva, todos estos temas no deben convertirse en una guerra de sexos, todo lo contrario. De lo que se trata es de ver a los hombres, no frente a nosotras, sino a nuestro lado en la lucha contra la violencia de género y por la IGUALDAD.

 

Te convoco a ti, hombre lector a que aportes tu granito de arena a favor de la igualdad entre mujeres y hombres.