¿EXISTE UNA RECETA PARA SER FELIZ?

(By Eva Burgos)

¿Crees que existe una receta para ser feliz?

Platón decía que la felicidad, NO es absoluta. Que la felicidad absoluta, NO existe.

 Otros dicen que: la felicidad es como una mariposa. No hay que correr detrás de ella, sólo dejar que se pose en ti.

Por otro lado, el Buda decía que no hay ningún camino para llegar a la felicidad, sino que la felicidad es el camino.

Por tanto, cualquier persona ha podido preguntarse en su vida: ¿Qué es ser feliz?

Una cosa clara, es que la felicidad se relaciona con un estado de paz interior. Cuando nos sentimos tranquilos y serenos, es mucho más probable que nos sintamos felices.

El primer paso es el autoconocimiento; conocerse y tomar la decisión de dejar la guerra con uno mismo. A través de la práctica y el esfuerzo se pueden cultivar briznas de felicidad.

Y como toda planta, hay que sembrar, regar y mantener para luego recoger los frutos.

La felicidad es algo que se puede aprender. En palabras de Elsa Punset: “Cualquier persona puede aprender a entrenar su cerebro en positivo, basta con ponernos manos a la obra cada día!”

“A veces gana por goleada el miedo, porque nuestro cerebro está programado para la supervivencia, para protegerse. Pero el precio que pagas, en lo físico y en lo mental, es siempre alto”.

 

Afronta tus miedos, reconcíliate con ellos. El miedo es un factor limitante, es común en todas las personas, pero superar tus miedos es fundamental para ser feliz.

Uno de los miedos más comunes es el miedo al cambio por la incertidumbre que genera.

Es fundamental, estar conectados con la persona que realmente somos, con lo que sentimos, sin negar que la felicidad incluye también emociones desagradables.

El dolor y los golpes que da la propia vida son unos maestros. Hasta el punto de poder tener un problema y llegar a crear situaciones, que nos llenen de exultante felicidad.

Cuando estamos conectados a nuestros valores, a la naturaleza y a las personas que nos rodean, se armonizan todas las facetas del ser humano

Busca en tu interior aspiraciones que te den un poco más de humanidad, y verás los resultados.

 

Eva Burgos, psicóloga.