NO TE AFERRES

Como decía la letra de la canción escrita por Juan Gabriel que hizo famosa Isabel Pantoja: “No te aferres…ya No te aferres a un imposible…”

Ya hemos hablado en anteriores post que al ser humano le dan tranquilidad los hábitos. No obstante, cuando algo no funciona, no puede ser o “no es posible”. Debemos comenzar por aceptar ese hecho y plantearnos ese cambio en nuestra vida.

Decir “Adiós, chao, hasta más ver”…cuesta un esfuerzo. En ocasiones, pensamos que eso que tenemos es lo único que podemos “tener”. Lo cual no es cierto, pues el mundo es tan grande que podemos merecer muchas otras opciones.

 

Por tanto: “No te aferres a un trabajo como si fuera el último, no te aferres a una persona como si fuera la única, no te aferres a una idea, a una casa o a una promesa”. NO seas tú misma la que te encadenas a algo que te daña.

 

Lo único cierto de todo esto es que, antes o después, más pronto o más tarde: TODO PUEDE CAMBIAR y ser diferente. Aunque hoy te parezca imposible, no lo es, pues “TODO PUEDE CAMBIAR” (para bien o para mal).

 

Vamos a por un ejemplo: Piensa en una cosa que te molestaba o te dolía y hace un tiempo creías que nunca cambiaría (o que siempre sería de esa forma). Sin embargo, pasó el tiempo y la situación cambió para mejor.

 

Entonces, libérate, quítate la máscara y la vestimenta, tira los trastos viejos, cómete todo el chocolate, ríe a carcajadas…porque nada, ni siquiera esa angustia o ese dolor serán eternos.

 

Y ya que estamos con las canciones, os dejo un precioso fragmento de la letra de “Voy a estar bien” de Conchita, que ayuda a empoderar a las personas. Y como dice ella misma: “es una canción de superación personal cargada de esperanza”:

 

“Voy a estar bien, he cambiado mi suerte…y me lo escribo en la frente, para que no se me olvide nunca más”

 

Saludos,

#Eva Burgos

#Psicóloga Valencia