Ábrete a un sitio diferente para el dia de los enamorados.

San Valentín o día de los enamorados, a mí me sugiere pasión y una escapada a poder ser con agua presente. Cuando digo agua presente, me refiero a un Spa o un jacuzzi privado.

Es un día para estar con tu pareja y donde el deseo hacía la otra persona está más a flor de piel que cualquier otro día. No es que ese día lo quieras más que el resto, pero es como que el día te induce a celebrarlo de una manera más especial.

¿Y si nos vamos a un hotel romántico?

Siempre es una buena opción pasar la noche en un lugar que no es el habitual, el hacer cosas diferentes y estar en otro ambiente, crea un momento más mágico. Puedes optar por pasar todo el fin de semana, o bien pasar una noche en algún hotel cercano.

Te voy a proponer estos hoteles, que segura estoy, os dejaran volar la imaginación:

  • Si os apetece hacer una escapadita en Madrid o sus alrededores, y os apetece un pequeño y exclusivo alojamiento de con una equipada zona relax-spa, Chinchón Spa