En los últimos años el cuidados de las uñas a aumentado  notablemente y han proliferado los centros especializados dónde cuidan y embellecen nuestras manos, pies y dónde nos ofrecen servicios como manicura y pedicura, técnicas como el esmaltado permanente y las uñas esculpidas (gel o porcelana) que nos permiten lucir unas uñas perfectas entre 14 a 21 días, todo un lujo  para estar perfectas.  Porque estaréis de acuerdo conmigo en que unas manos arregladas, cuidadas y bonitas son la mejor carta de presentación.

Por todos es conocido que las uñas pueden indicarnos nuestro estado de salud, estado de ánimo, a qué nos dedicamos, si tenemos alguna carencia de vitaminas, etc. De ahí la importancia de cuidar nuestra cuerpo por dentro.

Para lucir unas uñas sanas y bonitas, es muy importante llevar una vida sana y una alimentación equilibrada que nos aporte todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, esto acompañado de cuidados y productos específicos hará que nuestras uñas estén en buenas condiciones.

Las uñas pueden alertarnos de algunos problemas de salud. Aquí os dejo una información muy interesante de manos de expertos dermatólogos y expertos en uñas.

Problemas más frecuentes en las uñas:

  • Estrías: Normalmente las conocemos de dos tipos:

1- Longitudinales: Son las más habituales. Aparecen a menudo con la edad, aproximadamente a partir de los 60 años, y su origen en muchas ocasiones es, hereditario. No existen tratamientos específicos para acabar con las estrías, aunque algunas casas cosméticas cuentan con productos que lo que hacen es formar una pequeña capa que aporta uniformidad y efecto rellenador a la uña. Aunque este efecto es únicamente estético y mientras se utiliza el producto, ya que no pueden modificar la estructura de la uña.

Un producto que funciona muy bien es  la Base de tratamiento Niveladora y rellenadora de estrias de Masglo: Este producto es una base de tratamiento que al ser aplicada sobre las uñas estriadas, rellena los canales e imperfecciones, nivelando la superficie.

Modo de aplicación: Aplicar una fina capa como base, dejando secar muy bien antes de maquillar con esmalte, este quedará nivelado y uniforme.

2- Transversales o también conocidas como Líneas de Beau: son causadas tras una alteración en el crecimiento de la uña. Habitualmente las causas de su aparición pueden ser procesos febriles agudos, alteraciones nutricionales o utilización de fármacos citotóxicos, aunque también se producen por enfermedades graves.

  • Blandas y débiles: También existen diferentes tipos:

1- Finas, sin consistencia que se doblan con mucha facilidad: Puede deberse a enfermedades crónicas, reumáticas, etc, también pueden estar ocasionadas por la utilización de productos muy fuertes y abrasivos de limpieza.
2- Se rompen con facilidad o les sale una “rajita” (Onicorresis). Sucede a menudo por meter, de manera repetida, las manos en agua, sobre todo a partir de una edad.

Existen numerosos productos que nos pueden ayudar a reforzar y fortalecer nuestras uñas, lo ideal es ser constante con ellos.

  • Se abren en capas y se descaman: 

Llamada Onicosquisis Lamelar, se produce a partir de los 50 o 60 años, y también es por el mismo motivo: un exceso de agua y  lavado de manos. Salvo que controlemos y eliminemos el exceso constante de agua, no existe remedio.

  • Color amarillento: 

Habitualmente suele producirse por exceso de esmaltes sobre las uñas, por esta razón es muy importante siempre que esmaltemos nuestras uñas con color aplicar previamente una base de esmalte para protegerlas de los colorantes y tintes que suelen llevar los esmaltes de colores, además de protegerlas haremos que el esmalte se adhiera mejor a la uñas y dure más el esmalte.

Otra causa suele ser por la presencia de hongos , infecciones por bacterias incluso de psoriasis.

  • Uñas encarnadas:

Ocurre cuando la uña se “clava” en la carne, inflamándola. La solución pasa por llevar zapatos menos apretado y evitar los que acaban en punta; otra solución es no recortar los picos de la uña del dedo gordo del pie, hay que dejar los bordes y cortarlas en forma cuadrada.

  • Hongos (Micosis):
    No todas las enfermedades de las uñas están producidas por hongos, aunque sí son la causa más frecuente. Algunas orientaciones para detectar si uña está infectada por hongos:
    -Cambio de color de la parte libre o “blanca”, a menudo puede aparecer una zona amarillenta o blanquecina.
    -Hiperqueratosis. La uña se separa, debido a engrosamiento en algunas zonas de la uña.
    -Formación de un polvo debajo de la uña.

Pueden darse las tres causas o de forma aislada, e incluso estas manifestaciones no tienen por qué indicar hongos en todos los casos.

  • Microtraumatismo:
    Suele estar causada por la presión con el calzado o por realizar algunos deportes agresivos y con gran impacto sobre los pies y uñas, como correr o jugar al tenis, padel, ski, etc. La única repercusión es estética y el problema desaparece por sí solo si abandonamos ese hábito o deporte.
  • Manchas blancas:
    Un falso mito es que su origen es una falta de calcio. Las pequeñas manchitas blancas se deben a leves microtraumatismos cerca de la cutícula, en la mayor parte de los casos por gestos tan sorprendentes y cotidianos como meterse las manos en los bolsillos de unos vaqueros ajustados. Pero si hablamos de manchas blancas grandes, pueden ser síntoma de patologías más importantes como insuficiencia renal o cirrosis.
  • Uñas mordidas (onicofagia):
    Este es un problema estético que además puede ocasionar también que se altere la forma de los dientes o afectar a la salud ungueal: estas no crecen bien por el continuo mordisqueo al que son sometidas, se crean microtraumatismos a lo largo de todo el lecho ungueal (la parte que se encuentra bajo las uñas), alterándose así su anatomía. También se producen otros daños alrededor de la uña, como pequeñas heridas que hacen que el dedo se inflame y duela bastante.

 

Os deseo que paséis un feliz fin de semana!!