La cosmética natural es tendencia en belleza y cada vez más volvemos a materias primas más puras y más naturales, ya no sólo por los enormes beneficios que nos aportan en belleza si no también en salud sobre nuestra piel.

Cada vez más son las personas que empiezan a tomar conciencia y a interesarse sobre qué ingredientes forman llevan los productos cosméticos, los de origen natural son los que se elaboran a partir de aceites vegetales, aceites esenciales, extractos e plantas, tenso activos, conservantes de origen natural y vegetal.

Los ingredientes que llevan aceites minerales, derivados del petróleo, perfumes sintéticos, filtros solares químicos, etc, son ingredientes de origen sintético creados en laboratorio.

Los términos bio, eco y natural son términos que están causando gran furor dentro de la cosmética gracias a la ausencia de ingredientes químicos, y su altísima concentración en ingredientes naturales, es muy fácil dentro de tanta terminología confundirse. Todo depende del sello y certificación que posean, en España hay dos empresas que se encargan de regular y certificar cuando un cosmético cumple los estándares de Bio, Eco o natural.

Os explico a continuación que significa cada concepto.

ECOCERT: Empresa española.

«Cosmética natural» :cuando el 95% de los ingredientes son naturales ( 5% como máximo de ingredientes de síntesis) y el 5% restante del ingrediente restante proviene de agricultura ecológica.

«Cosmética natural y ecológica», cuando el 95% son ingredientes naturales ( máximo 5% de ingredientes de síntesis)  y al menos un 10% provienen de agricultura ecológica.

Es una empresa que se caracteriza por ser muy estricta en cuanto a sus ingredientes y además piden que el proceso de fabricación y packaging sea respetuoso con el medio ambiente. También piden como imprescindible que dentro de ese 5% de ingredientes de síntesis, no contengan ni siliconas ni perfumes, y que no estén testados en animales.

COSMEBIO:Empresa de origen francés.

«Bio», al menos el 95% de los ingredientes son de origen natural  (5% de síntesis), al menos el 95% de los ingredientes de origen vegetal deberán ser de procedencia biológica. Y al menos el 10% de los ingredientes del producto final deberán ser de agricultura biológica.

«Eco», el 95% de los ingredientes son naturales (5% síntesis), al menos un 50% ingredientes de origen vegetal deberán ser de agricultura biológica, y al menos el 5% de los ingredientes del producto final deben ser de procedencia de agricultura biológica.

Este sello también requiere que dentro de la composición no lleve ni perfumes sintéticos, siliconas, parabienes, ni conservantes.

Como veis la diferencia entre ambos sellos es muy sutil, y cumplen prácticamente con los mismos estándares. Po eso es bastante interesante que empecemos a saber leer las etiquetas y conocer la composición de los productos.

Lo más importante es que la cosmética natural, genera muchísimos menos problemas de intolerancia y reacción en la piel. Poseen sobre todo un efecto preventivo en la piel, evita la entrada de sustancias químicas y fomenta la belleza natural, la salud y el bienestar de nuestra piel.

Parece que el movimiento SLOW BEAUTY ha venido para quedarse, y ofrece además una alternativa a la cosmética de siempre. c Afortunadamente cada vez somos más conscientes en que debemos reducir de manera considerable la cantidad de químicos que nos ponemos sobre el cuerpo.

Según un reciente estudio Enviromental Working, una mujer adulta se somete a unos 168 químicos a lo largo del día y esto es una auténtica barbaridad a largo plazo. Las nuevas tendencias ofrecen soluciones para reducir considerablemente esta cifra.