Lo que no debes hacer cuando te duchas, para mantener cuidada tu piel.

Seguramente muchas veces no somos conscientes que ciertos hábitos cotidianos y diarios, puedan afectar de manera importante a nuestra piel.

Hoy os quiero contar algunas cosillas que deberíamos evitar en la ducha, un acto rutinario y diario, pero al que hay que prestar atención, porque podríamos estar dañando nuestra piel.

LAVARSE LA CARA CON GEL:

Esto a muchas personas les puede parecer muy normal, pero es un error grave. La piel del rostro no tienen nada que ver con la piel del cuerpo y por lo tanto requiere de unos cuidados diferentes. A mi como coach de belleza profesional me gusta daros Tips y trucos pero que sean fáciles de llevar a cabo, por eso siempre me oiréis que os podéis poner en la ducha vuestro producto de limpieza facial diario, suelo recomendar mucho algunos jabones naturales y específicos o las mouses limpiadoras que son super agradables y prácticas a la vez.

EVITAR EL AGUA MUY CALIENTE:

Ya os escribí un artículo en el que os contaba que el exceso de calor sobre la piel, produce efectos negativos sobre la piel y que no es nada bueno porque dilata los vasos sanguíneos y provoca una gran deshidratación en el tejido, por lo que mi recomendación es no abusar del agua súper caliente y al salir de la ducha o baño es muy importante tonificar la piel con aguas termales, tónicos o sprays hidratantes antes de aplicar la crema hidratante. Súper truco: cuando salgas pulverízate este tipo de producto, déjalo secar un minuto o dos y después aplícate tu crema habitual. Estarás ayudando en gran medida a la recuperación de la hidratación natural de la piel.

PROTEGE LA PIEL ANTES DE ENTRAR:

Lo que está muy claro es que a veces ,no podemos huir del calor y de la presión del agua de la ducha. Porque a mí que me digan que en plena sierra que vivo yo y con lo friolera que soy que me duche con agua templada, me muero solo de pensarlo.

Lo que si podemos hacer es duchas mas cortas y trucos que nos ayuden a proteger nuestra piel de un acto cotidiano y diario de higiene del que no podemos escapar. Os recomiendo si podéis poneros una capita muy fina de un aceite facial, para las que tenéis las pieles grasas o mixtas no os echéis las manos a la cabeza, porque el aceite de jojoba está recomendado para todas las pieles. Lo que hace esta capa es que nos protege de la pérdida de humedad.

-EVITAR EL CHORRO Y LA PRESIÓN DIRECTA EN EL ROSTRO:

Os sonará extraño pero la presión directa sobre la piel del rostro nos deshidrata bastante la piel, esto ocurre porque la barrera de grasa protectora queda dañada y esto produce una deshidratación de la piel.

No os asustéis ni mucho menos, pero sí os recomiendo que prestéis atención, porque la ducha es un acto  diario, que a lo largo de toda una vida, se nota.

En resumen, mi consejo es que la temperatura de la ducha sea lo menos caliente que aguantemos, que nos caiga el chorro y la presión directos a la piel de la cara, utilizar un producto de higiene facial específico para rostro y super importante equilibrar el Ph de la piel a la salida con productos como aguas termales, tónicos, aguas hidratantes antes de aplicar la crema o el sérum de tratamiento. Y si os es posible, el aceite de jojoba antes de entrar para evitar la pérdida de hidratación.

Encantada de contaros y ayudaros con un montón de tips y trucos que podéis poner en marcha y os ayudarán a cuidar vuestras pieles y por consiguiente estar más guapas.