Hoy os quiero hablar de un tratamiento que me encanta, porque es muy sencillo de realizar y sus resultados son espectaculares desde las primeras sesiones si se hace correctamente y con los productos adecuados. Además es un tratamiento que os lo podéis realizar en casa tranquilamente si seguís unas pautas y recomendaciones muy básicas.

¿Qué es exactamente el Roller o rodillo?

El roller o rodillo es un pequeño aparato que nos permite realizar una técnica muy estudiada y valorada a nivel estético. Lo que hace exactamente el roller es una micro punción sobre la piel (micro heridas microscópicas) y que actúa a nivel de la superficie epidérmica y sus beneficios son numerosos: absorción de productos a nivel más profundo, estimulación en la producción de colágeno y regeneración celular profunda.

Realmente el roller es utilizado para potenciar y maximizar los efectos de cremas, sérum y ampollas, porque ayuda a que la penetración de los principios activos de los productos penetren hasta capas más profundas consiguiendo así mayores y más efectivos resultados.

Posee micro agujas de diferentes tamaños, van desde 0,5 mm, 0,75 mm, 1,0 mm, 1,5 mm y 2,0 mm. Dependiendo de lo que vayamos a tratar, utilizaremos unas medidas u otras, pero a mayor longitud de la aguja, mayor penetración de los activos y mayores resultados.

Aplicaciones del Roller o rodillo:

Lo primero que debemos saber y entender  es que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y también el mas susceptible a las marcas, cicatrices y cualquier otra alteración porque está en constante contacto con el exterior, además es una perfecta barrera con el medio externo y por este motivo el frío, el calor, el sol, el aire etc, nos afecta de una manera muy directa.

Por este motivo roller es perfecto para recuperar la lozanía natural de la piel y el tratamiento adecuado para realzar la juventud de la piel desde el interior, suavizando arrugas, cicatrices, lineas de expresión, estrías y manchas.

  • Penetración aumentada de activos: Aumenta notablemente la eficiencia de los productos que se aplican a nivel tópico, es decir, a nivel de la superficie de la piel, de 200 a 1000 veces, la absorción de los ingredientes de los productos.
  • Envejecimiento cutáneo: Restaura la firmeza y la elasticidad de las pieles flácidas. Aumentando el grosor de la epidermis o capa más superficial de la piel, activando así la regeneración cutánea.
  • Cicatrices y marcas: Reduce la apariencia de las cicatrices y marcas producidas por el acné, varicela o cicatrices post cirugías.
  • Pigmentación y manchas cutáneas: Aclara manchas de pigmentación, activa la re-pigmentación de las marcas blancas de la piel. Consigue tonalidad más homogénea y uniforme.
  • Estrías y celulitis: Mejora la apariencia de las estrías causadas durante el embarazo o en procesos de pérdida y aumento brusco de peso y mejora visiblemente la apariencia de la celulitis.

Indicaciones para un tratamiento con Roller:

Antes de empezar a usarlo debemos saber que no hay que presionar en exceso. Cada piel tiene una reacción diferente ante la sensibilidad, debemos saber que la sensación de hormigueo o picazón son totalmente normales. Además el enrojecimiento de la piel es normal, pero si este enrojecimiento o irritación persisten ya no es normal.

Se recomienda empezar con este tratamiento de 2 a 3 veces por semana y luego pasar a 1 vez a la semana como mantenimiento. Dependerá de la zona de tratamiento, de lo que vayamos a tratar y la longitud de las agujas que tengamos en nuestro roller o rodillo.

Una recomendación general y orientativa es la siguiente:

-Roller de 1,0 mm: Se podría llegara usar diariamente en la misma zona, esto depederá un poco de la tolerancia y de la piel.

-Roller 1.5 mm: Se recomienda 2 veces por semana aproximadamente.

-Roller 2,0 mm: 1 vez por semana o incluso cada 10 días.

Yo siempre asesoro de una manera personal, porque no todas las pieles y las aplicaciones son iguales.

Para limpiar el roller os recomiendo utilizar agua oxigenada o comprar en la farmacia una solución de clorhexidina e introducir el roller en un bol, después aclarar con abundante agua caliente. Nunca utilizar soluciones de limpiadores industriales o algo así porque podrían producir corrosión del roller.

Paso a paso de un tratamiento:

  1. El primer paso para el tratamiento es tener completamente limpio el roller, yo siempre os recomiendo limpiarlo cuando finalicéis el tratamiento y guardarlo siempre limpio,  si queréis realizar otra limpieza antes de empezar el tratamiento perfecto.
  2. Preparar el área a tratar que deberá estar completamente limpia, si es una zona corporal, podemos usar un jabón anti bacterial o pasar un algodón con alcohol, posteriormente secar la zona. Si se trata del rostro, la limpieza se realizará con un gel limpiador, una leche limpiadora o un jabón específico para rostro, igualmente después secar y tonificar la piel.
  3. Aplicar el producto que queramos penetrar por toda la zona de tratamiento.
  4. Empezar a pasar el roller con una presión moderada y con movimientos horizontales, verticales y diagonales. No pasar más de 3 a 4 veces por la misma zona. Mi consejo es dividir el rostro en cuatro zonas (frente, barbilla, zona y pómulo derecho, zona y pómulo izquierdo) hacer 3 pasadas en horizontal por cada zona del rostro, luego 3 en vertical por cada zona del rostro y 3 en oblícuo o diagonal, esto es lo normal, pero como os digo, cada persona y cada piel es diferente.
  5. Limpiar el rodillo como os he comentado anteriormente y guardarlo para la próxima aplicación.

Lo normal después del tratamiento es tener la piel enrojecida e incluso algo inflamada es muy normal, pero esta sensación tiene que ir desapareciendo en horas posteriores, si persiste más de 24 horas no sería normal.

Yo a veces después del tratamiento recomiendo poner una mascarilla tipo crema o gel porque que nos calmará y refrescará la piel.

Espero que os haya gustado y que si os animáis que lo probéis. Si tenéis cualquier duda me podéis dejar un comentario y estaré encantada de ayudaros.