Uno de los signos más visibles de la llegada de la Navidad es la aparición de la Flor de la Navidad, una flor especial que viste de color para estas fechas. El color más representativo y conocido de esta planta es el rojo, pero también las podemos descubrir vestidas de un color crema precioso o incluso de fucsia o de rosa chicle.

El nombre oficial de esta planta es Euphorbia pulcherrima, aunque es llamada comúnmente Flor de Navidad, Corona del Inca, Nochebuena, Flor de Pascua o Poinsetia, cuya procedencia primera se sitúa en el sureste de México.

flor

Pues bien, pensando en esta planta que para mi es indispensable cada Navidad , más que el árbol decorado incluso, se me ocurrió hacer uso de las flores esta Navidad, no sólo para decorar el hogar o el lugar de trabajo, sino otorgando a través de éstas, un detalle especial que lucir en vestidos únicos para estas fechas llenas de celebraciones, en las que nos gusta elegir prendas más elegantes y originales que en el resto del año.

Para esta ocasión y pensando tanto en la Cena de Nochebuena, como en la Comida de Navidad, la Cena de Nochevieja y quizá alguna que otra celebración social , laboral o familiar, he preparado varias propuestas , todas ellas con las flores como protagonistas de estas fiestas tan esperadas, aunque no sean precisamente las Flores de Navidad las elegidas para la decoración de dichas prendas, sino otras variedades tanto en forma como en color para dar un toque especial a los looks navideños de este año , pero flores en cualquier caso, ya que las flores no sólo son para la primavera….

La primera de las propuestas es una chaqueta de lana de manga corta cruzada con lazada, inspiración de los años 40 en la que las flores enmarcan uno de los laterales y el escote del lado contrario, con dos manos bordadas a mano simulando elegir una flor.

Esta chaqueta es combinable con una gran variedad de prendas, así que comenzaré por las más básicas o clásicas,  que siempre triunfan , pero también os daré varias opciones  más atrevidas por los contrastes de su resultado final.

La primera de las opciones sería combinar esta chaqueta con una falda de tubo en tejido de lana en color gris o negro con una abertura lateral o trasera, de la misma época como inspiración y patrón.

La segunda de las opciones sería combinar la chaqueta con una falda larga evasé en raso o incluso de vuelo, pero en cualquiera de ambos casos, en tejido brillante o tornasolado que le confiera un toque muy festivo.

En tercer lugar, para aquellas personas que no se sienten cómodas con una falda y prefieren el uso de los pantalones, , una buena elección sería decantarse por unos  rectos en color gris,  negro o incluso azul, ya sea en tejido de lana  (de pinzas) como en el caso de la primera de las faldas o bien en tejido similar a la segunda opción pero en pantalón (seda, raso, etc..).

Pero si lo que te gusta es romper moldes y atreverte con algo diferente, original y a la vez elegante, sugiero combinar la chaqueta con unos pantalones vaqueros ajustados brillantes y con algunos toques de strass que rematan el look con unos buenos stilettos o bien sustituir los pantalones por un vestido lencero de seda, raso o incluso de terciopelo.

La segunda de las propuestas es un vestido elástico con detalles en raso y con un patrón realmente original, uno de esos vestidos que sin duda no pasan desapercibidos, ni tampoco pasan de moda, ya que su estilo es atemporal.

Para darle un toque diferente a un vestido ya de por sí curioso y original, me decanté de nuevo por la incorporación de flores bordadas estilo oriental acompañadas de nuevo por el bordado de la silueta de una mujer, en este caso la mitad de un busto femenino realizado en dos colores, ya que desde hace dos años las flores bordadas se han popularizado y han sido incorporadas en muchas bases diferentes y quería buscar un elemento alternativo, como es mi especialidad, para destacar así un elemento novedoso dentro de esta combinación y que el resultado sea como mínimo peculiar.

Quizá os resulte familiar el dibujo y no es para menos, ya que se trata de una sección de un grabado de Picasso que siempre ha estado entre mis favoritos del pintor, frente a sus trabajos más famosos y coloridos y que sin duda combina a la perfección con las flores en tonos fucsia que adornan parte de esta prenda.

 La tercera de las propuestas es un vestido negro ajustado con pequeños volantes irregulares en tejido combinado (el interior del volante es de lurex).

En esta ocasión el vestido tiene una base más clásica que rompe la homogeneidad de sus líneas con la incorporación de los volantes incorporados en el corte de las pinzas para otorgarle un detalle original y más festivo.

La flores bordadas que recorren todo el largo principal del vestido, en esta ocasión decoran esta prenda pintándola de colores  de la gama de los morados y rosas y rematando como detalle misterioso y completamente único, el bordado de una silueta femenina de labios rojos con detalles en malva en la espalda, acercándose sigilosamente hacia el volante que cubre ligeramente el hombro de la mujer que lo va a lucir….

La cuarta de las propuestas es un vestido gris de corte futurista y elegante, ideal para mujeres con carácter y fuerte personalidad que pisan con firmeza sin perder su femineidad.

En tejido elástico, se adapta a la silueta cubriendo con firmeza sin ocultar la figura y fuerza real que se encuentra en su interior. En esta ocasión son las flores en tonos rojizos y rosados las que visten en forma de espejo uno de los laterales de la prenda, mientras en el otro aparece la figura de una mujer que simula oler con curiosidad y placer a partes iguales.

El cinturón ayuda a dibujar la cintura que divide en dos partes la historia que cuenta la prenda a cada paso….

La quinta de las propuestas es un vestido largo de terciopelo elástico de corte oriental con abertura lateral  de color negro.

Esta prenda es sin duda la más espectacular de todas las opciones propuestas, debido a su largo eterno, su adaptación perfecta a la figura que se deja vestir por él debido a un perfecto patrón elegantemente sencillo y finamente envolvente.

Las flores bordadas elegidas en esta ocasión sonrojan al propio vestido que sirve de lienzo para definir y destacar la verdadera belleza de quien lo lucirá.

Esta vez la silueta bordada de mujer aparece en la parte superior, naciendo del hombro y acabando en la cintura, como una aparición fugaz o sutil…

Si os animáis a haceros vuestras propias prendas, ya existen prendas con flores bordadas en el mercado, pero os aconsejo que compréis las flores bordadas que venden en algunas mercerías o tiendas de pasamanería y así las podréis aplicar a vuestra prenda favorita o a una prenda básica que os guste, convirtiéndola en única y personal, añadiendo porqué no, un toque bordado a vuestra elección que la haga completamente especial y original como sé que os gusta vestir.

Si queréis información específica de los vestidos que os he mostrado aquí, me podéis escribir y os ampliaré la información que necesitéis y si lo que buscáis es resolver dudas sobre alguna idea que os ha pasado por la cabeza tras leer el post, también me podéis escribir y os ayudaré en todo lo que pueda.

Por último, espero que os guste, pero por supuesto,  también admito críticas constructivas que sirvan para mejorar mi trabajo.