Creo que quien me conoce un poco sabe de mi debilidad hacia Frida Kahlo y no porque esté de moda, sino porque hay algo en ella, sobre todo en sus reacciones creativas ante el sufrimiento, que hace que me sienta muy cercana a su esencia y que brote en mi hacia ella una sana admiración..

Y más desde que leí esta frase a través de la cual me he vinculado a ella para siempre..

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú.”

Hace 3 ediciones de la Clàssic Ride de Valencia (El encuentro anual de bicis clásicas que tiene lugar en la capital del Turia), fui vestida de Frida, como un homenaje a toda su vida y subí a la bici a su personaje con todo el respeto , repitiendo cada tanto, algo que escribo en las tazas que hago de Frida…

Pies para que los quiero si tengo alas para volar”

347755-d97afa77ab5742d7a89d0b45c5665d8f

Por cierto, gané el premio al “mejor personaje histórico”, cosa que me sorprendió gratamente.

Además de una variada colección de ropa inspirada en ella, quise hacer unas muñecas que reflejaran algo de su magia y peculiaridad y que a la vez fueran fidedignas a las prendas tradicionales mexicanas, ropa que ella usaba y que dignificó al elevarlas a otro nivel jamás antes visto, al llevarlas no sólo en su casa sino a los eventos más modernos a los que acudía y donde se reunía con personajes muy importantes e influyentes de su época.

Hace poco, una muy buena amiga me descubrió unas muñecas que le recordaban un poquito a las mías y quiso compartir conmigo una buena noticia y es es precisamente uno de los motivos por el que escribo este post de hoy.

Se trata de las muñecas “María”, unas preciosas y sencillas creaciones de tela que son elaboradas a mano de manera tradicional en México y que han conquistado a medio mundo!.

03

La muñeca “María” es más que un objeto delicado hecho a mano, es una práctica artesanal que permite conservar una tradición preciosa, así como proteger de algún modo la raíz de un pueblo y también la magia, ternura y humildad que hay envueltos en sus ropajes , cintas y encajes.

Es una representación palpable de quienes han viajado nostálgicamente a su infancia a través de estas pequeñas creaciones con llamativos colores… como si en su silenciosa sonrisa encerrara con cariño el precioso recuerdo de una pequeña niña abrazada a ella, su única muñeca de juego…

Se habla de que las primeras muñecas que originaron a las que hoy conocemos, nacieron como resultado del sincretismo entre el Nuevo y el Viejo continente y que en un origen estaban hechas de arcilla, palma y cuyos cabellos eran de maíz, sirviendo de compañía a los niños fallecidos como protección contra los malos espíritus.

Al llegar los españoles, comenzaron a mezclarse los juguetes indígenas con los de los conquistadores, por lo que se fueron combinando y transformando hasta que en el caso de éstas muñecas de trapo mexicanas, combinando las primeras de arcilla y adquiriendo un poco la estética de algunas europeas, nacieron las muñecas de trapo “María”.

Estas muñecas de trapo conocidas como María, nacieron exactamente en Michoacán por manos artesanas del grupo étnico Mazahua, como una alternativa más económica y con mayor componente tradicional, que los juguetes que se vendían en los mercados, que solían ser de porcelana (importadas de España)

El nombre les viene de las propias vendedoras de estas muñecas, que recorrían las calles y que llevaban el mismo atuendo que las muñecas que elaboraban y que comúnmente se las conocía como “Marías”.

5e102927360a2d9628b98bd5b010ce58

Las Muñecas “María” son una representación artesanal de la “mexicanidad” por su colorido y por los tejidos  y detalles usados para su elaboración, fomentándose además que éstas se hagan sin pegamentos y sin uso de máquina de coser.

 “El verdadero objetivo es recuperar la pasión, el amor y el valor ancestral de las mujeres mazahuas que se dedicaron a transmitir su sabiduría de bordado en bordado, de hilo en hilo.”

Si hay algo que he defendido y defiendo por encima de muchas otras cosas, es precisamente las tradiciones artesanas, vengan del lugar del mundo que sea, porque en esos pequeños objetos hay encerrado algo mucho más profundo que un medio de subsistencia, se trata de un modo de vida social, de un encuentro habitual entre las mujeres de un pueblo que se reúnen para compartir risas y lamentos, tanto ideas como sueños e incluso fracasos, mientras dan puntada tras puntada y crean estas pequeñas obras de arte impregnándolas con una parte se sí mismas que recibirá quien las adopte.

dpum2thueaqjkam

Y es que durante unos meses, tras muchas denuncias vertidas a una cadena llamada Liverpool, con nada más y nada menos que 87 almacenes en más de 59 ciudades de todo el país de México, llegando la queja incluso al Senado, han ganado la demanda y esta cadena que vendía muñecas hechas en China, las ha retirado y venderá a partir de ahora sólo las hechas por mujeres artesanas mexicanas como Lucía García, que no sólo es artesana, sino que también está llevando a cabo una increíble labor al transmitir a través de un proyecto personal, la lengua y la cultura otomí, al hacer algo similar a Frida, como es el recuperar entre otras cosas las prendas tradicionales para vestir a diario en su visita diaria a la facultad, sin importarle las miradas extrañas , mientras cuida sola a sus dos hijos y mientras acaba su tesis,  llenado con su gran esfuerzo y grandes dosis de tradición y cariño, las casas de muchas familias que acogen una de sus muñecas y perpetuando la historia de sus ancestros.

lucia garcia garcia

foto de el universal queretaro

 Visa Knowing Frida Kahlo