Como todos los años, con el comienzo del verano, las playas se llenan de hogueras…

Y es que desde el comienzo de los tiempos en los que el Homo Sapiens se puso en pie mentalmente, el ser humano humano se ha sentido atraído especialmente por los solsticios y por el fuego y a ambos los ha considerado mágicos.

Ya desde hace miles de años se sabe que algunas tribus celebraban este solsticio haciendo hogueras para quemar aquellas cosas negativas que se habían vivido durante el año , como un acto de liberación del pasado.

Las Noche de San Juan, es una fiesta que reúne mitos y leyendas previas a la celebración cristiana que le da nombre todavía en la actualidad, incluso en medio de una sociedad bastante secularizada y alejada de la espiritualidad desde una mirada antropológica , ya que hay algo que ocurre anualmente en esas fechas y que transcendiendo fronteras, idiomas y generaciones, se sigue percibiendo como algo especial a pesar de vivir el resto del año alejados de la espiritualidad que nos acerca a la Madre Tierra o alejados años ha de la religión que nos acompañaba desde nuestro más tierna infancia….desde nuestro bautismo…

La Noche de San Juan es una noche de transformación, en la que el fuego y el agua cobran una importancia fundamental como signo de purificación, en la que la figura de San Juan Bautista es visto como el “sol que brilla” y que a través del bautismo, limpia los pecados de quienes quieren cambiar de vida…al igual que los antiguos moradores de la tierra, siglos antes del nacimiento del cristianismo, que también usaban el fuego y el agua con este mismo concepto purificador que espantaba los malos espíritus y acercaba la buena energía, la nueva luz…y por eso es más habitual que las hogueras se hagan en la playa.

Esta celebración multitudinaria considerada como la noche más beneficiosa del año, es la elegida para pedir los deseos de prosperidad y donde  despedir a los malos sucesos acaecidos.

El problema es que desde hace años, también se ha convertido en la noche de la borrachera máxima para algunos….que llenan de basura las playas y que desprovistos de la parte esencial del significado espiritual de esta celebración (no hablo de religión), lejos de hacer un acto de “purificación” quemando los “deshechos” del pasado, llenan las costas de deshechos reales difícilmente reciclables y que atentan de manera directa a la Naturaleza.

Las playas amanecen cubiertas de plásticos y cristales rotos, repletas , una alfombra de toneladas de  basura que tiñe de colores no deseables los parajes más maravillosos de nuestro país…

Lo que verdaderamente necesitamos  es una nueva “Hoguera de las Vanidades” , no como aquella que hizo Savonarola, aunque sí es su base, motiva ésta por la renovación de los valores esenciales perdidos por la corrupción política y religiosa de su época.

Necesitamos hacer una gran quema interna, una hoguera gigante, que como ocurre con las Fallas, se destruya todo aquello negativo que nos gustaría eliminar, cambiando nuestra conciencia hacia una que sea la del bien común, considerando nuestro entorno como nuestro hogar y no como un vertedero sin fin.

Foto del periódico el Confidencial

Hay una persona a la que sigo desde hace años, Mariana, quien dirige un proyecto maravilloso The Ocean Corner, que intenta concienciar desde el arte y la moda , sobre la cantidad de residuos que el mar traga cada día y que de vez en cuando escupe de nuevo a la tierra por pura indigestión. No sólo se limita a crear obras de arte, sino que además agradece cada envío de “regalos marinos ” provenientes de humanos?..

Mi perdición son los cachitos de tela que encuentro en el mar, confieso. Busco moda que flota. Debo tener unos 300 pedacitos de tela con olor a mar. No me sacia el aroma de la lavanda ni el almizcle, todo huele a mar en casa. Cada cajón, cada rincón, el espacio entero, el amor compartido con mi esposo, mi gran azul. En casa huele a ola, a mareas, se escucha la ola suave y a veces, la bravura. Trabajo al capricho de las mareas. Espero, pido permiso al mar, recojo, le doy las gracias. El océano es generoso, siempre nos devuelve más de lo que le arrojamos. A mi me gusta así, despacio, trabajando con las manos, creando belleza del olvidado desecho.

Mariana actúa en positivo y eso es lo que más me gusta de ella, no emite queja continuas ni se lamenta, ella rehace, remueve, recicla, reusa, revive, reconstruye, resucita objetos y crea nuevos sueños….

Mucho tendría que contaros de Mariana, por eso no quiero hacerlo ahora, ya que lo haría de manera un tanto escueta dentro de este post “concienciador”, así que me limitaré a invitaros a que visitéis su perfil de Instagram o de facebook, hasta que publique la entrevista que tenemos apalabrada hace meses y que estoy deseando hacerle.

Mariana The Ocean Corner, un ejemplo de Moda Sostenible Marina

Hace pocos días se ha hecho viral una noticia en las redes en la que se anuncia que Costa Rica será el primer país del mundo donde se eliminen 100% los  plásticos monouso para el 2021.

Elementos que tienen un vida útil cortísima pero que en el medioambiente pueden permanecer siglos.

Personalmente he seguido de cerca algunos de los proyectos medioambientales surgidos en Costa Rica, a través de la Asociación con la que colaboro desde 2012 Un Voluntario, un Árbol, como es el caso de Community carbon trees, Proyecto + Hermosa (de Costas Verdes), Proyecto de eco-reforestación y restauración ambiental San Lorenzo, San José “Floresta Urbana”, “Sembrando hacia el Futuro”  y cientos de proyectos que han logrado que desde que se comprendió la importancia de los recursos naturales del país, a mediados de los añosnoventa, su cobertura forestal prácticamente se ha duplicado, pasando de un 26% en 1984 a un 60% aproximadamente en la actualidad.

Por suerte, no sólo en Costa Rica se están tomando medidas, sino que en Valencia, también se están haciendo cosas muy interesantes y útiles para combatir los terribles efectos de los residuos plásticos que están ahogando nuestro entorno y matando muchas especies.

El Proyecto Preciós Plàstic es uno de esos maravillosos ejemplos de lo que se puede hacer en positivo para reducir el impacto mediambiental que los residuos plásticos ejercen sobre nuestro entorno. Ellos han detectado el problema y no se han quedado esperando, sino que han creado la solución, creando 4 máquinas de diseño muy innovador (una trituradora, una inyectora, una prensa y una extrusora). Lo especialmente bonito de este proyecto, además de ser una acción en positivo, es que se trata de una iniciativa comunitaria, que implica directamente a toda la sociedad. una iniciativa abierta en la que todo el mundo puede colaborar.

El Proyecto Repesca-Plas es otro de esos ejemplos recientes y novedosos a los que le auguro un gran futuro (está formado por Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, una cofradía de pescadores de Gandía y con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medioambiente). Este proyecto busca “el valor de basura marina” a través de la recogida de varias toneladas de plásticos de las costas valencianas para más tarde investigar e innovar a través de la invención más diversa de recursos para así revalorizar estos residuos para otros usos nuevos (tal y como hace Mariana). Aimplas además está inmerso en varias investigaciones y han creado cosas como Biovege, un nuevo envase sostenible: Films y mallas biodegradables para verduras obtenidos de resíduos hortofrutícolas y productos enriquecidos con subproductos agrícolas, lo que conseguirá eliminar muchos cientos de kilos de plásticos en este sector que tanta fuerza tiene en nuestra tierra.

Bioagradables es otro proyecto maravilloso  y que cada vez reúne a más personas voluntarias para la recogida de los residuos de las costas. Este colectivo no llega para sustituir la limpieza general de las playas que es responsabilidad de los gobiernos locales, nace como contrarrestación de la falta de civismo y de concienciación medioambiental de nuestra sociedad, quienes idearon la propuesta #PlasticFriendly con la misma base que la del proyecto Preciòs Plàstic. anteriormente mencionado, ya que el problema hay que combatirlo en positivo y con creatividad y aquí hay mucho de ambas cosas…

“Intentamos motivar y concienciar al mayor número de personas posibles para que nos ayuden en nuestra pequeña misión de cambiar el planeta en el que vivimos.”
BIOagradables.

Las instituciones ya están tomando medidas, en gran parte obligadas por la ONU , ya que de seguir a este ritmo, se prevé que en 20150 en los océanos haya más plásticos que peces y para ello, por ejemplo en Valencia, para 2010 se prohibirán las cápsulas de café y los cubiertos de plástico, entre otras muchas propuestas que se están barajando en torno a este problema, como las restricciones del uso de las pajitas de bebidas, los palitos plásticos de los caramelos y los bastoncillos de oídos, apostando siempre por el ecodiseño sustituyendo el plástico por otros materiales más sostenibles. 

Ojalá dentro de poco , cuando nos reunamos en torno a una hoguera en la playa, si llevamos algo para comer y beber y así compartir gratos momentos con nuestras amistades, lo hagamos a través de otra nueva mirada , la sostenible, la respetuosa y colaborativa, llevando las bebidas en envases tales como cantimploras que luego podamos llevarnos de vuelta una vez finalizada la fiesta, transportadas en bolsas de tela o mochilas, dejando sólo las huellas de nuestros pies después de saltar las hogueras y aquellas que dejan sobre la arena  nuestro caminar de vuelta…