¿Os acordáis que hace muy poco os hablaba de una campaña de Setem que a través de un corto, trataba el tema de la moda desde ambos lados del espejo con una Talla 38 como cifra simbólica que recorre todo el entramado textil?. Pues bien, hoy os quiero hablar de un proyecto recién creado, que cobra vida en forma de exposición de fotografías cuyo hilo conductor es un vestido de la T.38. Su inauguración ha tenido lugar hoy día 8 de junio.

Esta exposición es fruto de la reflexión personal de la artista visual Yolanda Domínguez, experta en comunicación y género, orientada hacia el trabajo de temas sociales relacionados con género y consumo.

Yolanda Domínguez (Madrid, 1977) Artista visual Estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y es Máster en Arte y Nuevas Tecnologías por la Universidad Europea de Madrid y Máster en Fotografía por la Escuela de Fotografía EFTI, Madrid.

YOLANDA

NO NECESITAMOS MÁS OBJETOS, NECESITAMOS EXPERIENCIAS QUE CONECTEN A LAS PERSONAS.
YO QUIERO GENERAR SINERGIAS Y CAMPOS DE ACCIÓN: NO PARA HACER SOÑAR AL ESPECTADOR SINO PARA DESPERTARLE DEL SUEÑO

Su última propuesta, nunca antes expuesta, que forma parte de la sección oficial del Festival PHotoEspaña 2017, consiste en una muestra de una treintena imágenes, accesibles al espectador tras pasar por una instalación simulada de probadores, usando esos espacios de manera simbólica, ya que en ellos las personas nos enfrentamos al conflicto entre nuestra propia imagen y la que nos dicta la dictadura de la moda. A través de este recorrido visual, los visitantes  se ven involucrados y pueden participar al ser invitados a dialogar con sentimientos tan diferentes como los complejos, los deseos, la culpa, la aceptación… . Yolanda pretende que con este tipo de acciones simbólicas, despertar la conciencia social y empoderar a las personas a través de acciones performativas y relacionales, generando nuevas conciencias en pequeños grupos de personas que se manifiesten con respecto a un conflicto y comiencen el cambio.

LBD  abreviatura de“Little Black Dress”  significa literalmente ‘pequeño vestido negro’ y como bien saben los expertos o  aficionados a la moda, se refiere a una prenda básica e “imprescindible” del fondo de armario que cualquier mujer “debería” tener; un vestido negro, corto y versátil.

Partiendo de ese término usado en el mundo de la moda, Yolanda decidió elegir un vestido negro básico de lycra de la talla 38 para presentar una serie de fotografías de mujeres de todas las tallas, etnias y edades con el objetivo de generar un imaginario, recreado en una gran instalación  cargada de simbolismos, que mostrase la verdadera diversidad de los cuerpos de las mujeres en contraposición al modelo limitante que nos impone la sociedad a través de la moda.

¿y porqué usar precisamente la T.38?. La respuesta tiene mucho que ver con aquello que os comenté en el  post de ……………..Con la llegada de la producción industrial, las prendas ya no se hacen a medida sino que comienzan a fabricarse en masa dando lugar al denominado “prêt-à-porter” (cuya traducción es : “prendas listas para ser llevadas”). Las tallas predefinidas a través de patronaje plantean un cambio significativo en la moda y a partir de este momento es el cuerpo de la mujer el que ha de “adaptarse” a la forma del vestido y no al revés, presentando así las colecciones, los catálogos y los desfiles en una única talla: la 38 europea.

YOLI3

Pero no queda ahí la cosa….deberíamos también reflexionar acerca no sólo de la talla, sino del perfil de mujer que se ha usado habitualmente para vender moda desde la transformación de la misma con el nacimiento del “prêt-à-porter” , se trata de un modelo de mujer blanca, joven y delgada que se ha convertido en el estereotipo de mujer bella y perfecta y que se extiende también al cine, la televisión y a los medios de comunicación, invisibilizando la diversidad del cuerpo femenino.

“Antes la moda se adaptaba a la medida de la clienta pero desde el prêt-à-porter las colecciones se presentan con la talla 38″

Su objetivo, por tanto, con esta exposición Little Black Dress es “visibilizar la diversidad de cuerpos, de colores de piel” que no suelen estar representados ni en la televisión ni en la publicidad, ni en las revistas o catálogos y también mostrar lo que se suele “corregir”  en las fotografías de moda : “Pelos, arrugas, celulitis y marcas se borran con programas de retoque”. De esta manera, sin darnos cuenta, ese mensaje va calando en la sociedad y, según ella (reflexión que comparto completamente), la consecuencia es bien clara: “Lo no representado parece una anomalía”.

A algunas mujeres el vestido les queda pequeño a otras grande pero todas posan en actitudes de poder y orgullosas de su cuerpo.

YOLI2

Ante el objetivo de la cámara de Yolanda Domínguez no hay modelos profesionales, sino mujeres voluntarias que respondieron al llamamiento que hizo a través de las redes sociales. Para quien esté interesada, es bueno y útil saber que el proyecto no está cerrado, sigue abierto a la participación, por lo que todavía hay mujeres que siguen ofreciéndose para formar parte de la misma, por la necesidad de visibilizar esa gran diversidad y conseguir la aceptación general…¿Te animas?

“Ahí no voy a caber. Aquí, imposible”. Esa era la primera reacción que Yolanda se encontraba cuando acudía a fotografiar a las protagonistas de su proyecto Little Black Dress.

Es admirable su forma de trabajar a la par que sencilla ya que siempre hace es fotografiarlas con luz natural, para evitar esa “artificialidad” de las fotografías de moda; “Concierto una cita con ellas, voy a su casa y las retrato en un espacio en el que se sienten cómodas” El vestido que se ha usado para esta exposición y que han lucido todas ellas, es de una famosa marca de Fast Fashion : Zara: “La mayoría cabía en él porque es elástico. Se ha ido dando de sí”.

A algunas mujeres el vestido les queda pequeño a otras grande pero todas posan en actitudes de poder y orgullosas de su cuerpo.

Ejemplo de ello es ésta fotografía, que señala como una de sus favoritas por la fuerza que desprende NOELIA. “Es de una mujer a la que no le entra el vestido. Me gusta su expresión, su mirada”.

NOELIA

Algo que llamó la atención de Yolanda y que invita a reflexionar sobre ello, es que de las mujeres que ha fotografiado, eran las “más delgadas o más jóvenes” las que mostraban más inseguridades sobre su cuerpo: “Mujeres como ésta de la fotografía no, al enseñárselas para ver cuál prefería me decía ‘La que tú elijas’. No le importaba cómo saliera”.

La muestra trata sobre la influencia y la presión que ejercen los cánones del mundo de la moda en la construcción del cuerpo femenino.

portada01

El festival PhotoEspaña celebra por todo lo alto su 20ª edición programando un centenar de exposiciones con la obra de 514 artistas que se exhiben en diversos museos y galerías. .Yolanda Domínguez es una de las artistas emergentes del festival que afortunadamente ha tenido una gran repercusión en los medios y con gran acogida.

Organizado conjuntamente por: PhotoEspaña y La Fábrica Gestión Más Cultura, se expone en la sala de exposiciones temporales, planta baja

Más información oficial sobre la exposición:

http://www.mecd.gob.es/mtraje/exposicion/temporales/historico/2017/little-black-dress.html