Siempre había sentido que el mundo era como un gran telar lleno de hilos, cintas o cuerdas de colores, que iban formando un paisaje, un dibujo personal y único lleno de nudos y extrañas combinaciones que por la cara más visible no eran perceptibles por los demás. En ese telar a veces había que deshacer una fila porque una mala ejecución de la labor descompensaba el diseño final…en ocasiones esos defectos se hacían presentes de manera muy evidente, pero otras sólo eran detectados por la más pura intuición que proviene de la propia experiencia adquirida durante el proceso de la creación de una obra singular en el telar de la vida…

Cuando estos errores se repetían en la misma fila una y otra vez o en filas seguidas en un espacio corto de tiempo, la decepción y la frustración afloraban y conseguían mermar la autoestima, la fe se reducía y el desánimo se apoderaba del control principal del proyecto más importante …el de la propia vida….por eso, para no perder la esperanza ni la confianza en lograr un buen acabado de la labor, convenía alejarse en esos momentos y ver el diseño con perspectiva para así adquirir una visión nueva, más fresca y también más imparcial.

Aunque eso siempre funcionaba , a veces no era suficiente y fue entonces cuando yo, una total y auténtica hija única y por tanto acostumbrada a ir bastante por libre, un verano en una granja escuela, descubrí algo maravilloso tejiendo en un gran telar…y no precisamente sola.

En esa granja, además de las labores de campo y juegos diversos, las tardes se dedicaban a las artes. Había sino recuerdo mal 4 opciones y sólo una podía ser la elegida para toda la duración de la estancia : telar, cerámica, periódico y teatro.

En el caso del taller de telar, cada uno de los participantes tenía un telar pequeño, aquel en el que cada cual pasaba un hilo tras otro hasta construir un diseño completamente libre a partir de los colores que cada cual eligía con la misma libertad…..pero yo, que había tenido que elegir sólo una de las actividades y que había optado por la cerámica quedando en un segundo lugar muy ajustado la del telar, no queriendo renunciar a ésta, llegué a un acuerdo con la monitora y a cambio de adecentar los habitáculos de algunos de los animales de la granja (limpiar “cacas” de cabras y ovejas), podría trabajar con ella en el telar grande que estaba creando.

 diseño de Marina Celerin, artista a la que admiro y de la que os hablaré en otra ocasión

La experiencia de poder intervenir en un gran telar, dentro de un proyecto de tan gran envergadura, muy similar al que se ve en la foto de arriba, supuso no sólo una sensación gratificante, sino que efectuó un verdadero cambio en mi interior, ya que por un lado alguien había confiado totalmente en mi persona aún a riesgo de poder errar en el tejido de esa obra tan importante y segundo, me había abierto de algún modo algo más que las puertas de una creación textil…me había abierto la gran puerta al mundo de la cooperación sin tener en cuenta mi edad, lo que de manera simbólica y muy profunda, sembró en mi esta nueva fe en la colaboración….especialmente entre mujeres.

Y fue así como posiblemente comenzó una nueva etapa en mi vida a través del descubrimiento de una forma de vehiculizar mi gran vocación haciendo uso de la cooperación tanto a nivel artístico como social sin casi darme cuenta…

Mi nuevo despertar al mundo de la cooperación creativa y social y la razón real de escribir este post que llevaba tiempo preparando, es precisamente la de poder tener la excusa perfecta para hablar de una gran persona a la admiro mucho y a la que es complicado describir porque siempre una se queda corta al hacerlo…

Se trata de alguien que sabe tejer como nadie sin agujas pero que realiza los tapices más complejos sin miedo a los errores que se puedan cometer en la ejecución de los mismos…

En ellos no sólo se embarca ella misma con total valentía y entrega, sino que invita, anima y hasta provoca, que otras mujeres se empoderen y logren tejer juntas grandes obras.

Desaprender para tejer vida, comunidad, amor y respeto por la madre tierra”

Hace 38 años, en Colombia, nació una bella mujer por fuera y por dentro con una misión que ni ella misma conocía y que cambiaría sin duda el curso de la historia..la suya y la de cientos, miles y en el futuro…seguro que de millones de personas…

Siendo la única mujer de 4 hermanos, se le negó la educación por el hecho de ser niña, por lo que llevada por su ansia de aprender y aprovechando que vivía de manera bastante libre y hasta “asalvajada” su día a día, siendo consciente de que nadie notaría sus ausencias (con cierta complicidad materna), se escapaba a casa de sus primos que tenían estanterías con libros, donde a base de observación y mucho interés por querer absorber todo conocimiento, aprendió con ellos a leer..

Años más tarde convenció a sus padres de ingresar a la escuela en 5ª de primaria y consiguió la mejor nota de su clase a pesar de ser mayor para haberse escolarizado por primera vez y además habiendo llegado a mitad de curso….

En esa época descubrió que estudiar era su pasión y su mejor herramienta para crearse una vida sin límites y que el teatro era algo más que un juego, del que  se enamoró perdidamente ya que la interpretación lograba transmitir lo que ella sentía y también aprendía al tiempo a ponerse en el lugar de otras personas, llegando a convertirse por su ímpetu, convicción y entrega, en la directora del grupo de teatro de la escuela….pero seguía necesitando aprender más y más y en su casa no compartían el mismo diseño para su futuro que ella soñaba, por lo que con tan sólo 14 años abandonó su hogar.

Para poder sobrevivir fuera de casa, hizo acopio de los recursos con los que contaba…nada de dinero pero sí mucha valentía , actitud emprendedora y bastantes conocimientos adquiridos en la escuela y en la calle y comenzó a ganarse la vida contando cuentos en los autobuses y vendiendo juguetes junto a otro compañero bastante afín y perfecto cómplice en esa aventura que es la vida…tejiendo así alianzas sin agujas…..

Investigando un poco (que yo también soy de investigar….me he encontrado con este listado de cuentistas de bus colombianos!!! http://www.cuentacuentos.eu/narradores/paises/narracolombia.htm

Romper moldes en la familia y en la sociedad no es cosa fácil, pero si además lo haces siendo mujer y todavía una niña, la cosa se complica, pero esta niña-mujer valiente sabía que “todas las mujeres venimos al mundo con un propósito” y siendo perseverante y fiel a esa intuición que le recordaba que pese a las dudas de su entorno, ella era capaz de lograr todo lo que se propusiera, dio un segundo paso en su carrera como emprendedora y montó un puesto ambulante de pizzas para dar un gran salto en poco tiempo abriendo su primera tienda de pollo frito, negocio que creció con bastante rapidez multiplicando por 10 el número de los locales, consolidando así el negocio y con el que consiguió dar trabajo a toda su familia tejiendo de nuevo, esta vez una red familiar de desarrollo, como una gran tela de araña….

Pero como sabía que los libros eran su verdadera tabla de salvación frente al mundo, a pesar de haber logrado mucho a tan corta edad, su empeño por aprender la llevó a solicitar y ganar una beca con 18 años para estudiar en la universidad (algo realmente muy complicado ya que son muchas las solicitudes y poquísimas plazas) y fue elegida por tanto para dar charlas por todas partes para explicar su caso personal de éxito siendo todavía estudiante, sirviendo de ejemplo para otros estudiantes y también para  los profesores, convirtiéndose en la primera persona de su familia en obtener una titulación universitaria y abriendo así las puertas para otros de sus miembros.

Parecía que su nueva vida le sonreía como ella hacía a diario, pero una mala noticia nubló sus esperanzas, le acababan de robar uno de sus sueños más queridos…el de ser madre..

No obstante, se casó con 20 años sin dejar de lado los demás sueños que viajaban con ella, los de seguir aprendiendo y los de crear proyectos de Desarrollo local y ayudar a la sociedad,  ganando una beca tras otra y  llevando adelante una serie de proyectos impresionantes, viajando al otro lado del charco de nuevo gracias a su gran valentía y determinación, obteniendo el reconocimiento merecido y grandes logros, algunos de los cuales le abrieron las puertas para que ahora podamos disfrutar de su sabiduría y su necesaria LUZ aquí, precisamente en la tierra de la luz, en Valencia. Curiosamente fue en este viaje a la terreta en el que su vida cambió al otro lado del océano y con 28 años se divorció del que fue su primer compañero de viaje vital y del que guarda buenos recuerdos pero al que no echa de menos puesto que años más tarde, estando formándose ya aquí, el amor llamó de nuevo a su puerta de una manera maravillosamente profunda , cimentando sus pilares de sana amistad, creando una relación preciosa nutrida de respeto y admiración mutua que vino además con un regalo inesperado, la ansiada maternidad que llegó como un milagro..

Y que milagro!!! porque Martín, su hijo, le regaló una nueva vida, ya que ella casi fallece en el parto y él necesitó mucho tiempo de recuperación al ser prematuro. Con él, ella aprendió muchas cosas nuevas, pero sobre todo descubrió nuevos aromas, descubrió olores nuevos en su vida y reconoció la maravillosa importancia de éstos para construir sobre la verdad, ya que a un buen olfato sensitivo e intuitivo no se le escapa nada..

Con su hijo Martín consiguió renombrarse a sí misma y comenzó a tejer de una manera diferente, en la que en las uniones de la urdimbre del telar ya no había nudos sino hilos ligeros revestidos de libertad….donde el cariño es como un gran ovillo infinito que va tejiendo un precioso dibujo pero que no ata ni limita a quien se entreteje en sus hebras…

Y es que Martín, además,  lejos de apartarla de su reconciliación con sus raíces, le dio más alas para volar hasta el origen y hasta le acompañó siendo muy pequeño a su viaje iniciático y mágico durante el desarrollo de gran parte de la tesis junto al pueblo Nasa, tejiendo experiencias compartidas con él y con el resto del pueblo que lo acogieron como un hijo de tod@s durante todo el proceso vital  y que en esencia quedó grabado en un documental. 

Lleva con orgullo la tiple M: Mujer, Migrante, Mestiza…. y Madre de Martín

Si hasta ahora no he pronunciado su nombre no es porque deba permanecer en el anonimato, sino porque ella es más que un nombre, es un ser transversal que contagia y transmite luz, es una mujer que tiene el don de empoderarse cada día y de empoderar a otras personas, especialmente a las mujeres y de hacerlo de una manera increíble, porque habla con verdad y teje sin miedo hasta llevar a quienes se cruzan en su camino a descubrir los talentos innatos e incluso aquellos que hemos ido cultivando a veces sin darnos cuenta y que poseemos como valor esencial de nuestro aporte como individuos sociales. Nos devuelve la autoestima perdida y nos envuelve de dignidad. Ella es madre en el sentido más amplio de la palabra, emprendedora, la reina de las mingas más positivas, matrona de proyectos, persona curva, cosechadora incansable, soñadora y a la vez con los pies en la tierra a la que respeta y protege como madre que es de todas y todos…..Mujer luchadora, generosa y de eterna sonrisa que refleja la bondad de su corazón además de poseer una gran belleza externa que cautiva…

Ahora podría detallar su CV completo y llenar cientos de líneas más incluyendo su Doctorado Cum Lude del que me siento casi más orgullosa que ella, pero no quería usar terminología académica…no quería romper la magia del telar, incluso pudiendo recrearme en el detalle de que para la recoger su título acudiese con un vestido creado por mi…porque ella es mucho más que un título, ella es mucho más que un cuerpo bello de mujer, es mucho más que una creadora de sonrisas…para mi es la Tejedora sin agujas más maravillosa que he conocido y con quien espero seguir tejiendo muchos años y muchos sueños.

Todo esto y mucho más es Johana Ciro Calderón. 

Este es el documental de  la tesis  de Johana, un verdadero regalo para la vida.

Esta es la tesis completa de Johana, super interesante y llena de sabiduría.

https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/73036/1/tesis_nini_johana_ciro_calderon.pdf

Y este sólo un ejemplo de sus cosechas…

Y aprovecho para terminar con una pregunta que ella nos suele lanzar sobre todo a las mujeres, ¿cuál es nuestro rol en la construcción de un nuevo relato de la humanidad? …..ahí lo dejo, a reflexionar ….