¿Alguien en este planeta no ha oído todavía la canción de “Despacito” de Luis Fonsi?…no, no quiero hacer promoción del tema estrella mundial, nada más lejos de mis verdaderas intenciones, es más, tengo hasta pesadillas con ella y ni siquiera he visto el vídeo(creo que soy la única persona del mundo que no lo ha visto todavía) ja,ja, pero es inevitable escuchar al menos en algún momento del día a alguien que la tararea o incluso algunas versiones que la parodian, que todo el mundo a mi alrededor comparte y que son tema “relevante” hasta en los telediarios…

Simplemente quería usar esa palabra : “Despacito”, ahora que está tan de moda, para explicar un poco lo que significa la Vida Slow, es decir, vivir despacito….hacer las cosas paso a paso, sin prisas, sin correr, sin ansiedad por querer alcanzar la meta propuesta cuanto antes, sin sentirnos culpables constantemente por no haber cumplido las altas expectativas que nos hemos fijado, siendo personas auténticas, siendo sinceras con nosotras mismas, con nuestro verdadero ser.

SONY DSC
Ni tu ni yo ni nadie sabemos cuándo llegará el final de nuestra etapa aquí en esta vida y es por eso que al menos yo he decidido y pactado conmigo misma vivir con intensidad y con paz el aquí y el ahora, quiero disfrutar al terminar el día sintiendo la satisfacción de haber hecho todo lo posible para ser feliz y hacer felices a los demás …deseo ser cada día la mejor versión de si misma, quiero aprender a perdonarme, a quererme, a dejarme sentir sin que el miedo gane por no querer sufrir…

Quiero vivir los momentos sencillos que me regala la vida a diario, quiero descubrir en los ruidos, los mejores sonidos que hagan música en mi caminar, quiero disfrutar del ir y venir de las olas del mar .. del agua que sale a mi encuentro mientras la arena masajea mis pies al pasear….

SONY DSC
Quiero contagiarme  de las personas positivas que hacen con sus actos que el mundo sea un sitio mejor, quiero amar sin medida, quiero disfrutar de la brisa que acaricia mis mejillas al girar la calle, quiero caminar de vez en cuando sin rumbo, sin importar el tiempo ni los kilómetros que hacer, quiero no tener que volver a medir los kilos que gano o que pierdo, no quiero volver a contar los minutos que quedan hasta terminar un encargo o hasta llegar a un lugar…no quiero desear algo que no tengo y que sé que no necesito, quiero arriesgar por aquello que sueño a pesar de que pueda fracasar…quiero aprender de los errores y escuchar a las personas sabias que se han equivocado antes que yo…. quiero sonreír siempre aunque no tenga motivos y quiero aprender a permitirme llorar cuando lo necesite…Pero, sobre todo, no quiero confundir vivir intensamente con vivir rápido algo que esté disfrutando, quiero saborear todos y cada uno de los instantes, sin preocuparme de aquello que viene después o de lo qué debería estar haciendo.  No quiero terminar algo antes de tiempo , es decir, no quiero ser como la persona que pudiéndose comer un caramelo saboreando cada capa, prefiere morderlo de manera compulsiva creyendo que así retendrá su sabor en su plenitud, sin darse cuenta de que en realidad se está alejando del verdadero placer que es disfrutar de cada trago de saliva que lleva la dosis justa que endulzará muchos más momentos, al menos mientras quede un sólo granito de cristal de azúcar en la boca….

0001

Aquí os dejo un poema precioso y reflexivo en PDF de Mario Andrade sobre la vida como una Bolsa de Caramelos.

050._el_valioso_tiempo

PD: seguro que en algún momento, mientras leíais el post, habéis cantado o tarareado la canción de Despacito…¿o me equivoco?…