¡Hola a todos!

¿Qué tal estáis llevando estos días?

Hoy os quería contar dónde hemos estado comiendo casi estas últimas dos semanas por motivos de trabajo. Al comienzo de la semana pasada estuvimos probando en diferentes sitios de Albacete donde pudiéramos comer según el menú del día, y en el Horno de la Cruz nos acabaron convenciendo.

¿Queréis que os cuente un poquito más?

Desde el primer día que llamamos a los cinco minutos de la hora de comer, nos atendieron con mucho gusto y nosotros súper agradecidos. Nos habilitaron uno de los salones para las quince personas que ibamos en cinco minutos como os digo, y allí comimos genial. Tan genial, que repetimos como cinco o seis días más.

Aparte de la carta, tienen a mediodía menú del día, en el que podemos encontrar primeros, segundos y postre, que por 10.90 podemos disfrutarlo junto con una bebida y pan. De primeros hay para elegir sobre 10 platos, así como segundos y postres. ¡No sabíamos por qué decidirnos! Yo todos los días elegía ensalada mixta, pero mis compañeros variaban un poquito más: desde sopa castellana, lentejas, atascaburras, diferentes tipos de pasta… De segundo, podías elegir entre carne y pescado. Si quieres carne, puedes elegir entre: secreto, pechuga, muslo,…. y si prefieres pescado: lubina, atún, salmón, boquerones… y, ¿de postre? Puedes empezar a darle vueltas ya… Tienen natillas, brownie, piña, pera, tarta de la abuela, pan de calatrava, flan de huevo, flan de queso… El pan es un punto muy importante de este lugar, porque lo hornean ellos mismos y te lo ponen en la mesa caliente, así que, fijáos…

ç

Si os he creado un poquito de curiosidad por descubrir este lugar, os lo voy a poner fácil. Esta maravilla de lugar se encuentra en la calle Cruz número 7, en el centro de Albacete. Si vas con el coche, puedes aparcar en la zona azul que rodea toda esa zona, o probar suerte a ver si lograses encontrar un aparcamiento fuera de esa zona, aunque nosotros siempre dejábamos los coches en el Centro Comercial Albacenter, donde estuvimos trabajando esas semanas e íbamos andando.

Gracias un día más por seguir aquí acompañándome en esta aventura.

Nos leemos pronto,

Un beso,

Mónica.