¡Hola a todos un día más!

¿Qué tal estáis? Hoy quería llevaros conmigo hasta un sitio precioso que conocí hace cosa de un mes, en Elche.

Si os hablan bien durante un tiempo de un sitio y cuando encuentras ocasión para ir, seguro que tienes las expectativas por las nubes, tal y como te habían hecho tener. Y en La Fábrica… ¡ no nos defraudaron para nada!

Fuimos cuatro personas, y aunque dos de nosotros ya habían ido a este establecimiento, todos salimos muy gratamente sorprendidos de allí.

Cuando llegamos, nos sorprendió la decoración tan sencilla y a la vez con tanto gusto y cuidando cada detalle, es un local precioso y muy muy MUY acogedor.

Nos sentaron en un lado del local y nos atendieron al momento con mucha paciencia y gusto. Como podéis ver en las siguientes fotografías,  pedimos un poquito de todo. Con cada refresco o caña, por 2.50 euros, nos ponían una tapa que consistía en un montado de lo que nosotros elegíamos. Quisimos probar las bravas, que estaban especialmente buenas. Las croquetas caseras estaban buenísimas, así como los nachos y el pollo rebozado con salsa barbacoa… Espectacular absolutamente todo.

 

De postre, pedimos tarta de zanahoria/carrot cake y un coulant de chocolate. Con la pinta de las fotografías, ¿cómo pensáis que estaba el fin de la cena? Desde el principio al fin de la cena, todo estaba perfectamente bien presentado, con la temperatura adecuada y en muy poquito tiempo.

Si os apetece cenar en un lugar donde podrás disfrutar de una carta enorme, dinámica, con un ambiente inigualable acompañado en todo momento por la mejor música indie, no lo dudes ni un segundo. Se encuentran en Travesía de Les Barques número 5, en Elche.

El aparcamiento para dejar el coche por la zona está generalmente bastante difícil, pero con un poco de suerte, podrás encontrar algún hueco en las calles aledañas al restaurante.

Gracias un día más por estar aquí.

Nos leemos prontísimo,

Un beso,

Mónica.