¡Hola a todos!

¿Qué tal la previa al fin de año? Yo, como os decía en la última entrada, no paro de trabajar…

En esta ocasión me gustaría hablaros de Lorca, un pueblo de Murcia que he visitado en el último mes dos semanas y que me ha servido para conocerla bien, y os cuento un poquito…

Lorca es una ciudad perteneciente a la Región de Murcia situada en el sureste de la península ibérica. Es la tercera población en importancia de la Región de Murcia tras Murcia y Cartagena, con 92 299 habitantes; de ellos, 59 397 habitantes corresponden al casco urbano y el resto a sus numerosas pedanías, distribuidas a lo largo y ancho de los 1675 km² de término municipal.

Lorca es conocida por su castillo, su arquitectura barroca y sus procesiones de Semana Santa.

De su castillo hablaré en la próxima entrada, ya que lo visitamos un día y ¡tengo mucho que contaros!

Gracias a su denso patrimonio heráldico es también llamada «la ciudad de los cien escudos», nombre que le otorgó el antiguo alcalde José Antonio Gallego, mientras que de su nombre original (Eliocroca) toma el título de ciudad del solSu casco antiguo y el recinto del castillo, fueron declarados conjunto histórico-artístico siendo el primero de la Región de Murcia con esta distinción. 

Son numerosas las leyendas que narran el origen de Lorca. La mayoría tienen un carácter mitológico. Según cuentan, un príncipe troyano llamado Elio, junto a Crota, fueron los fundadores de Eliocroca, que así se llamó Lorca en la época romana. Por otra parte, se otorga la fundación de Lorca al príncipe troyano Elio-Urzues, navegante por el «Mare Nostrum». Espinalt escribió en 1778 que «en el año 4018 de la creación del mundo», un príncipe troyano llamado Elio fundó una ciudad a la que llamó Ilorci. También se pensó en una combinación de los vocablos Helios (sol) y Kraton (gobierno) para formar la denominación de Eliocroca (ciudad gobernada por el Sol).

Sin duda la denominación actual de Lorca procede de época árabe, cuando la medina era conocida como Lurqa. El significado de esta palabra sería «la batalla», probablemente porque fuera en esta ciudad donde se produjera el enfrentamiento entre las tropas cristianas y las fuerzas árabes que invadieron la Península en el siglo VIII.

Cada dia desayunábamos en la cafetería que se encuentra en el Centro Comercial Almenara, donde estuvimos trabajando esos días. Para comer, elegimos el Bar El Gato, donde pudimos encontrar el menú del día a 9.50 euros y había una gran variedad de platos para elegir y en especial las lentejas, el cocido y las natillas estaban espectaculares. Y para cenar… cada día elegimos un sitio, del que ya os iré contando en próximas entradas, vais a alucinar!

Y vosotros, ¿habéis visitado este pueblo? Os encantará!

Gracias por seguir aquí un día más

Un beso,

Mónica.