¡Hola a todos!

Un domingo más os traslado a un sitio maravilloso donde podéis ir a tomar algo aquí, en Albacete. Hace unos meses abrió esta nueva idea de cafetería y estoy segura de que os va a encantar casi tanto como a mi.

Yo les descubrí hace unos meses, cuando fui con mi amiga Rebeca a desayunar (¡hola Rebe!), que quería sorprenderme, decía… ¡vaya que sí lo hizo! Con solo cruzar la puerta entras en otra dimensión donde todo es arcoiris, algodones de azúcar y unicornios. ¿Cómo que cómo? Es uno de estos sitios donde entras y te encuentras agusto, mejor que en casa. Las chicas que trabajan allí son majísimas y súper atentas. Importante contaros también que podéis ir con vuestros compañeros de vida peludos y ellas les atenderán como uno más, dejándoles agua desde que elijáis mesa, antes que a ninguno 😉 Y aquí como veis, a Alba muy a disgusto no se le ve…

En invierno tienes todos los tés imaginados y por imaginar en la carta, y tartas como la Guiness Cake, hecha con cerveza negra y chocolate, o la Carrot Cake, la famosa tarta de zanahoria, Red Velvet, Kinder, Oreo, Kit Kat, Chocolate con lacasitos, cookies… Todo casero y con el toque Mandarina Garden. En verano podéis acompañar todos esos dulces con batidos o granizados caseros o cualquiera de los tés fríos de la carta que ahora os enseño. ¡Por cierto! Hace poco han traído cereales para merendar algo diferente y… ¡ahora ya si que no sé porqué decidirme cuando voy! (Acabo pidiendo un poco de todo…)

Hasta aquí me preguntaréis qué es lo que la diferencia de cualquier otra cafetería aparte del detalle de poder entrar con perros. Y la diferencia está en el espacio para los niños. En Mandarina Garden los niños aún se lo pasan y están más agusto que los mayores. Tienen un espacio reservado para ellos con monitores y monitoras donde juegan y pasan un rato genial.

¿Qué pasa si tienes pendiente un evento que organizar con mucha gente? Recurrir a ellos es la mejor opción. Puedes organizar cumpleaños temáticos donde sólo tienes que preocuparte de avisar a los invitados con la invitación chulísima y personalizada que ellos mismos te proporcionan y cuando llegue el día, disfrutarlo. Eligiendo entre uno de los menús para niños sale a 12 euros cada niño y 7 euros el picoteo para los papás que no quieran perderse ni un segundo de la fiesta.

Además este verano han organizado el Mandarina Summer Camp, una alternativa genial para nuestros peques una vez que tienen vacaciones de verano. Es una idea de escuela de verano muy especial, allí los niños pueden disfrutar y tener un primer contacto con la Filosofía Montessori. Cada semana disfrutan de actividades flexibles basándose en las necesidades de los niños destacando la música, el arte, la vida práctica y el huerto. Si te gusta la idea, sólo tienes que ponerte en contacto con ellos, que se encuentran en la Calle Marqués de Villores número 40, y ellas te resolverán las dudas que tengas y te ayudarán en lo que necesites.

Para ver todo con lo que ellos pueden sorprenderte, puedes pasarte por su instagram @mandarinagarden y allí descubrirás el resto…

Como siempre os digo, me encanta ver vuestras stories en Instagram y que me hayáis etiquetado.. asi que, por favor, ¡seguid haciéndolo! Podéis encontrarme como @conlunaresyaloloco  🙂

Hasta el domingo que viene,

Un beso,

Mónica.