¡Hola a todos!

¿Qué tal todo?

A través de mi perfil de instagram, donde podéis encontrarme como @conlunaresyaloloco, la pregunta por excelencia es siempre la misma: ¿qué hago para mantener mi cabello lo más sano posible cortándolo lo mínimo necesario? Y la respuesta es siempre la misma:

  1. Cuidado con qué comes, cuidando la alimentación, el pelo nace y crece mejor, eso es obvio.
  2. Bebe mucha agua. Igual que con la comida, también es necesario el agua para que el pelo crezca perfecto.
  3. Me lavo el pelo demasiado para lo que recomiendan, pero no me gusta nada vérmelo sucio y creeme yo que lo llevo sucio, no lo soporto, por lo que lo lavo día sí, día no, como máximo dejo dos días entre lavados, porque como os digo, no aguanto.
  4. Elijo el champú más libre de químicos por el que pueda optar y lavo el pelo dos veces, dejando el primer enjabonado un minuto o así, mientras me enjabono el cuerpo o la cara con mi gel limpiador. El segundo lo utilizo más para masajear el pelo y aclaro muy muy mucho y bien, para que no quede nada de residuo del jabón.
  5. Utilizo mascarilla de la marca Fenola, que podéis encontrar en sitios especializados de peluquería y la dejo actuar unos minutos, una vez a la semana.
  6. Al salir de la ducha, evito al máximo apretar mucho el pelo con la toalla para secarlo y también el secador. Si lo utilizo, lo hago a temperatura más bien fría y lejos.

  1. Una vez por semana también me aplico mi mascarilla de aloe vera y aceite de coco, pero esto es la noche de antes de lavar el cabello. Esta mascarilla es muy fácil. La conoci gracias a la gran Rocío Osorno que la compartió y no pude evitar imitarla, ¡y salió perfecto! Primero aplico el aloe vera puro en el cuero cabelludo masajeando cada vez que echo una pequeña dosis en las reparticiones del pelo, que voy separando como en mechones a lo largo y ancho de la cabeza. Después, caliento un poco de aceite de coco y lo aplico de medios a puntas y peino todo. Hago un moño, lo enrollo con papel film de la cocina y a dormir. Al dia siguiente, lavo el pelo con normalidad,… ¡y perfecto! La suavidad con la que terminas en el pelo es espectacular, y el aloe vera ayuda a equilibrar la grasa que segrega nuestro cuero cabelludo, por lo que dura el pelo más limpio entre lavado y lavado.

¿Qué os ha parecido? ¿La habíais probado ya? Si es sí, ¿qué tal os funciona?

Gracias mil por seguir aquí un día más compartiendo conmigo esta aventura.

Nos leemos pronto,

Un beso,

Mónica.